Pecho perfecto gracias a la mastopexia de elevación

Mastopexia
Hoy en día es más común que las mujeres modifiquen su cuerpo, ya sea por estética, o por encajar de mejor manera en un mundo lleno de estereotipos. Poco a poco han ido apareciendo nuevas técnicas que involucran las partes más sensibles, tal es el caso de las operaciones de los pechos, específicamente la mastopexia, la cual mejora de manera considerable el aspecto de ellos.
La mastopexia es una cirugía estética que busca atender las necesidades de aquellas mujeres que poseen pechos caídos. Esto se produce por diversas razones como lo son la distensión de la piel producida por el peso propio de los senos, ya sea por el paso de los años y el envejecimiento, o el embarazo. Este fenómeno es denominado ptosis.
¿Cómo funciona la mastopexia?
La mayor parte de las operaciones estéticas que se realizan las mujeres tienen que ver con el aumento considerable del tamaño de sus partes, pero en este caso la mastopexia se enfoca en mayor parte en la posición de los senos retirando toda aquella porción de piel que va desde la areola hasta el cuello, que sobra debido a que ha cedido con el paso de los años, sin dejar a un lado la proporción del tamaño que aqueja a muchas mujeres.
Tipos de mastopexia según el tamaño del seno
Se pueden presentar diversos casos de mastopexia de acuerdo con el tamaño del seno que posea cada mujer, por lo que cada una de ellas requiere de un tratamiento distinto para lograr satisfacer las necesidades requeridas. A continuación mencionaremos cada uno de los casos:
En pechos pequeños
Este caso se presenta comúnmente en aquellas mujeres que han pasado por diversos embarazos, por lo que a pesar del tamaño de sus senos, estos caen debido a la distensión de la piel de la zona. Para mejorar el aspecto de los mismos se realiza un pequeño aumento del volumen mediante la postura de un implante por debajo de la zona de los músculos pectorales.
Para realzar los senos se tiende a retirar la piel sobrante y estirarlas hasta llegar a la postura y posición apropiadas de acuerdo con el aumento realizado con anterioridad. Las incisiones son realizadas con sumo cuidado para dejar la menor marca posible sobre la piel y que se muestre un aspecto muy natural.
En pechos grandes
Este caso es totalmente diferente ya que la caída de los senos se presenta por el gran tamaño y el peso que tienen, por la piel suele perder sus propiedades y estirarse. En este caso el problema se agrava un poco más, ya que no solo puede darse el inconveniente de una mala estética, sino una leve incomodidad por el tamaño, e incluso dolor producido sobre la espalda.
Para mejorar el aspecto de este tipo de mamas, los médicos sugieren la disminución considerable del volumen. A su vez se continúa con el reposicionamiento del pezón, la areola, y los demás tejidos que le componen, y desechando toda la piel excesiva que se va recogiendo durante esta operación, por lo que el resultado final se verá notablemente, por unos senos con una mejore elevación forma y estética.
En pechos tubulares
Cuando se habla de esta definición, se hace referencia a aquellos tipos de senos que poseen una forma cilíndrica notable, cuyas partes que le componen como el pezón y la areola son distintos por su tamaño diferente, e incluso en algunos casos el volumen del seno sugiere una irregularidad por lo que la caída se presenta distinta.
El proceso que conlleva esta cirugía estética es un tanto más detallada, pues en primera instancia se procede a reubicar y mejorar la posición de los senos sobre el centro del tórax. A su vez es importante mencionar que debido a la mala distribución de volúmenes, o en otras palabras la diferencia entre el volumen de un pecho y del otro, se tiende a rellenar con unos implantes mamarios para dar uniformidad y dar un aspecto definitivo y mejorado para así satisfacer las necesidades de aquellas pacientes que se someten a este tipo de cirugías estéticas.
¿Qué complicaciones pueden presentarse?
Como todas las cirugías, siempre se conlleva un riesgo considerable y que debe tenerse en cuenta. En el caso de la mastopexia se puede presentar un sangrado fuera de lo común, infecciones sobre la herida, y efectos secundarios producidos por la anestesia aplicada.
Más específicamente y en menores proporciones se pueden presentar la necrosis de la piel, disestesia, la aparición de unas pequeñas bolsas, e incluso una variación en la sensibilidad de los senos. Sin embargo todo está sujeto a la buena praxis de cada médico especializado que esté tratando este tipo de problemáticas y al cuerpo de cada paciente, pues cada uno de ellos reacciona de una manera diferente ante el trato y los medicamentos implementados.
¿Cuáles son los cuidados que deben tomarse en cuenta después de la operación?
Dada la naturalidad de dicho procedimiento quirúrgico, es importante siempre tener en cuenta lo siguiente:
El dolor y la inflamación de la zona tratada debe ser controlada mediante analgésicos previamente recetados por el médico que lleva el caso de cada paciente.
Es netamente obligatorio usar un brasier especial durante un periodo de tiempo de entre una semana y un mes, dependiendo de la recomendación dada por el médico.
Las suturas deben ser retiradas luego de dos semanas después de la operación realizada, sin embargo esto está sujeto al criterio del especialista, pues puede ser más tiempo.
Es importante mantener un reposo absoluto durante al menos una semana, para así mejorar y agilizar el proceso de recuperación y cicatrización de la herida.
Se deben evitar los deportes de cualquier tipo, por al menos un periodo de tiempo de un mes, para así garantizar la efectividad del proceso empleado.
Se debe evitar bajo cualquier circunstancia el consumo de bebidas alcohólicas y de cigarrillos.
El paciente deberá evitar el consumo de ciertos medicamentos como las aspirinas, esteroides y vitamina E que afectan la cicatrización.
Se pueden aplicar cremas hidratantes, para recuperar las propiedades de la piel.

 

Según informaron clínicas de cirugía estética y médicos profesionales, la mayor cantidad de consultas que llegan a ellos provienen de mujeres con problemas de mamas caídas que buscan cómo mejorar la situación.

Existen tratamientos quirúrgicos y estéticos, en los cuales este tipo de mujeres encuentra su solución. Se trata de la mastopexia o elevación de mamas, un tipo de cirugía rápida con la que se puede mejorar la apariencia física de la mujer y más aun, cuando se lo combina con otra cirugía de mamas (como un aumento de pecho) ya que ofrece mejores resultados.

Llega una cierta edad donde, la mayor parte de las mujeres, comienza a notar que sus mamas se han caído. Esto se debe a que, con el paso de los años, la piel comienza a perder elasticidad y los músculos firmeza, por lo que no pueden seguir manteniendo el peso de los pechos y estos empiezan a caerse.

La deformación de las mamas, un tema que preocupa a muchas otras mujeres, también se debe a lo mismo: la piel ya no es la misma de antes y no puede mantener la forma.
¿Qué mujeres son más propensas al problema de mamas caidas?

Aunque la mayoría de las mujeres atraviesen esta situación, se puede decir que son más propensas las que fueron madres o dieron de mamar a niños y las mujeres que tienen mamas de gran tamaño.

Las razones son obvias, amamantar a un niño hace que el pecho vaya perdiendo firmeza, y las mamas grandes y pesadas se caen más rápidamente porque la piel no puede sostenerlas (en este aspecto poco tiene que ver la edad de la paciente).

Cada día son más las mujeres con mamas caídas que han recurrido a la cirugía estética para buscar su solución. Muchas de ellas, la encontraron con la mastopexia, con este tratamiento sus mamas vuelve a recuperar la apariencia física de algunos años anteriores. Es decir que, con la mastopexia las mamas caídas recuperan su forma y son sometidas a un procedimiento que las levanta y afirma.
Mastopexia y elevación del pecho

Debe tener muy en claro, que con la elevación de mamas, éstas no se aumentarán ni se disminuirán, solo se reafirmarán. Si usted quiere, puede combinar esta cirugía con algún aumento de mamas u otra para completarla y lograr el resultado buscado.

Es muy importante que usted sea consciente de los resultados que puede obtener para evaluar si cubren sus expectativas. Es por eso, que siempre recomendamos hablar claramente con el médico cirujano y explicarle qué es lo que usted espera después de esta cirugía estética, para que el pueda aconsejarlo e indicarle si llegará a conseguirlo o no.

Este es un tipo de cirugía recomendado para cualquier mujer que tenga mamas caídas, a menos que tenga alguna enfermedad o trastorno emocional o físico. Ante cualquier duda lo mejor será consultar a su médico de confianza.
La operación y sus cicatrices

El tiempo de duración de la operación de mastopexia es variable. Según el caso de la mujer puede realizarse rápidamente en una hora o llegar a durar hasta tres. Generalmente, se realiza una incisión en forma de T por todo el contorno de la mama.

Esto deja una cicatriz permanente, así que quizás ésta sea la característica más desventajosa del procedimiento.

Aunque la cicatriz quede cubierta por el sostén o traje de baño, igualmente la marca en la piel será permanente. Según el tamaño de las mamas, variará el tamaño de la cicatriz, es decir que las mujeres que tienen las mamas más pequeñas podrán someterse a esta operación y como cicatriz solo le quedará una pequeña marca.

Es por eso que se recomienda que, si se va someter a una mastopexia de elevación, pueda combinarla con otras cirugías de mamas para así aprovechar las incisiones y cicatrices, como un aumento de pecho utilizando prótesis mamarias, o si fuese el caso, una disminución de pecho si el problema de mamas caidas ha sido originado por el tamaño de éstas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *