Diabetes y pérdida de dientes

Por admin / hace 1 año / 3 Comentarios ».

Aunque la diabetes es una enfermedad que no duele, es importante mantenerla bajo control para que no haga daños irreparables al organismo.

Son muchos los factores que provocan la pérdida de piezas dentales. La mala higiene es uno de esos factores, pero existen muchas más causas que pueden hacer aflojar, y finalmente caer, algunos dientes.

Muchas personas sufren de enfermedades periodontales donde las bacterias comienzan lentamente a dañar sus encías. Esta enfermedad necesita de un tratamiento odontológico, si no lo recibe las bacterias llegan a estropear el hueso de la mandíbula. Es ahí cuando la persona comienza a padecer dolores al masticar y con el tiempo los dientes se aflojan y se terminan cayendo.

Lo peor es que no estamos hablando de mucho tiempo, solo con algunos meses basta para que las piezas dentales comiencen a debilitarse y desplomarse.

La diabetes: causa de pérdida dental

Pero otra de las causas que origina que una persona pierda sus dientes es la diabetes. La sangre de un ser humano debe mantener su nivel de azúcar en una altura media, las personas que superaron este nivel son las que padecen de diabetes. Estas personas que tienen elevado su nivel de azúcar en la sangre son las más propensas a sufrir enfermedades periodontales.

El alto grado de azúcar es de mucha ayuda para las bacterias, las ayuda a crecer y formar una capa que cubra todo el diente. Se trata de una lámina muy pegajosa que se va llenando de microbios, pues es la glucosa la que favorece en el crecimiento de estos mismos. Si no se recibe una buena higiene dental o un tratamiento odontológico, la placa bacteriana, como comúnmente se la llama, va afectando a todos y cada uno de los dientes. Esto es lo que provoca que los dientes comiencen a deteriorarse.

Esto es mucho más grave para las personas que sufren de diabetes pero no saben o no se controlan el nivel de azúcar, ya que cuando empiezan a tener problemas en las encías y dientes, al último factor que señalan es a esta enfermedad. Al no saber o no controlar su grado de azúcar, tampoco reciben tratamientos médicos que puedan indicarles que al sufrir de diabetes corren mucho riesgo de contraer cualquier complicación, enfermedad o infección en sus encías.

Saliva con un alto nivel de glucosa

Muchas personas se preguntan cómo se relaciona la diabetes con las enfermedades periodontales, y la respuesta es fácil, por la saliva. En esta también se encuentra presente el alto nivel de azúcar y glucosa. Además es la saliva la que esta en contacto con los dientes y las encías. El azúcar es la que favorece en la creación de la capa bacteriana y la glucosa es la que se encarga de aumentar el número de bacterias que van a atacar a nuestro dientes.

El trabajo de las bacterias

Estas bacterias comienzan a trabajar en las encías del paciente, éstas son las que deben permanecer fuertes para así mantener firmes a los dientes. Pero al encontrarse débiles por el ataque permanente de estas bacterias, comienzan a sangrar y a desprenderse de las piezas dentales. Los dientes también se ven afectados, más aun cuando las bacterias comienzan a trabajar en el hueso. Esto es lo que provoca que los dientes se pierdan.

Es por todo esto, que las personas que sufren de diabetes deben mantener una muy buena higiene dental, para no dejar crecer a la placa bacteriana. Es por lo mismo que se les recomiendan que beban agua durante todo el día.

Para mantener una higiene bucal correcta debe cepillarse los dientes después de cada comida y utilizar un enjuague bucal. Debe acudir al dentista por lo menos cada 6 meses, para que este pueda controlar como va la enfermedad y recetarle las pastas dentales y enjuagues indicados.

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *