¿Duelen los implantes dentales?

Por admin / hace 11 meses / 16 Comentarios ».

Cuando pensamos en cambiar el aspecto de nuestra boca de forma radical, una de las cosas que se nos viene a la cabeza es ponernos unos implantes dentales.

A parte del costo económico que representa el ponernos estos implantes, una de las cosas que también nos preguntamos es si su colocación y proceso de recuperación va a ser doloroso.

Afortunadamente, atrás quedó el tiempo en el que acudir al dentista para hacerte cualquier cosa era una tortura. Hoy en día, las anestesias utilizadas y los métodos de trabajo han avanzado mucho, todo con tal de favorecer el trato al paciente y que la colocación en este caso de los implantes dentales sea lo más llevadero posible.

Anestesia y posible sedación


Como es lógico, si vas a ponerte unos implantes dentales la anestesia es algo fundamental. Si véis el link que os hemos puesto más arriba, para colocar unos implantes dentales hay que insertar un tornillo en el hueso, y como comprenderéis eso duele.

La anestesia utilizada dormirá por completo la zona donde vayan a colocarte el implante, así no notarás nada. Además, en algunas clínicas, se oferta la posibilidad de administrarte una ligera sedación.

Esta sedación tiene la función de tranquilizar al paciente, y nada tiene que ver con el dolor. La sedación se utiliza para las personas que tienen miedo al dentista (aún a sabiendas que no te harán daño), consiguiendo así que el paso por su consulta sea mucho menos desagradable.

Recuperación de la colocación de los implantes

Hace años, cuando querías ponerte un implante dental, debías realizar el proceso en varias sesiones. Primero te colocaban el tornillo, y ese tornillo debía estar ahí durante unos meses con tal de que se fusionase con el hueso.

Hoy en día, este paso no es necesario, pues normalmente colocan al tornillo y el diente en la misma sesión, pero esto no quiere decir que no debas tener cuidado durante los primeros días con tu nueva dentadura.

Miedos e inseguridades

Es probable que la primera impresión que tengas es algo de miedo (o más que miedo, respeto) cuando vayas a comer algo. Es algo muy normal, pues pensarás que los dientes se te pueden mover o que te va a hacer daño. Generalmente, durante los primeros días, deberás comer cosas fáciles de masticar y que no te supongan mucho esfuerzo, como sopas o cremas. Si vas a comer pan, que sea de molde que es más blandito y menos costoso de masticar.

Dejando de lado este hecho, los cuidados que deberás llevar luego son de lo más normal. Básicamente se trata de cuidar los implantes como si fuesen una dentadura normal, es decir, cepillándote los dientes 3 veces al día, utilizando hilo dental y poco más.

Recuperación

Como véis, la recuperación de los implantes dentales es sencilla y nada dolorosa. Sólo deberás acostumbrarte a tu nueva dentadura, masticar con precaución los alimentos y, al fin y al cabo, disfrutar de tu nueva dentadura perfecta.

Como decimos, el costo de los implantes dentales es elevado, pero los beneficios estéticos y los beneficios en tu calidad de vida, merecen la pena el esfuerzo que puedas realizar. Piens que es una inversión más que un gasto y, por supuesto, no dudes en preguntar a tu dentista cualquier duda que te pueda surgir.

16 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *