Erosión dental: ¿Qué la provoca?

Por admin / hace 1 año / 0 Comentarios ».

Muchas veces hemos oído hablar de la “erosión dental” pero seguimos sin comprender muy bien de que se trata. ¿Qué es la erosión dental? Después de esta pregunta obviamente la sigue una larga cadena de preguntas ¿Cómo daña a los dientes? ¿Qué lo produce? ¿Cómo? ¿Qué puedo hacer para evitarla?

Hoy trataremos de ampliar un poco más el tema, ya que es una cuestión que nos afecta muy de cerca a todos.

Si recurrimos al diccionario para buscar la definición de la palabra erosión nos encontraremos con la explicación que dice que significa “Desgaste de una superficie producido por fricción o roce”. Después de leer esto ya sabemos que estamos hablando de algo que va gastando y deteriorando nuestros dientes.

Y así es, cuando se produce la erosión dental, la capa dura que recubre la superficie del diente comienza a debilitarse y a deteriorarse hasta que se pierde por completo y el diente queda a la intemperie siendo más sensible y frágil.

¿Qué es lo que provoca la erosión dental?

Pero, ¿qué es lo que provoca la erosión? A comparación de otras enfermedades dentales, este desgaste del tejido dental duro no es producido por un tema de bacterias. La erosión dental es causada por ácidos que se encuentran muy presentes en algunos alimentos que consumimos diariamente y otros que se encuentran en la rutina diaria.

Bebidas

Tal vez te sorprendas al descubrir que las gaseosas, las bebidas alcohólicas y los vinos (que son algunas de las bebidas que uno bebe diariamente) son factores que provocan la erosión dental, pues al chocar sus ácidos contra la superficie dental, ésta se va gastando.

Masticación

Lo mismo sucede al masticar algo, un hábito que no podemos evitar, el esmalte del diente se va erosionando hasta que se pierde por completo.

Frutas

Las frutas contienen un alto nivel de ácido que provocan la erosión. Más aún las frutas cítricas, por ejemplo el limón, el pomelo, la naranja, etc. ya que su ácido es mas fuerte.

Higiene dental desmesurada

Cuando las personas se enteran de que la erosión dental es uno de los principales factores que producen la pérdida de las piezas dentales, comienzan a preocuparse demasiado ya que se dan cuenta que la erosión es provocada por hábitos diarios.

Al darse cuenta que ellos también están siendo afectados por este problema, piensan que la mejor forma de evitarlo es manteniendo una higiene dental “exagerada”. Esto tampoco es bueno, más bien todo lo contrario pues algunas pastas dentales son muy ácidas y afectan demasiado a los dientes.

Además el cepillarse los dientes al instante que terminamos de comer también aumenta el proceso de erosión, ya que cuando el diente se pone en contacto con algo ácido, pequeñas partes minerales se desprenden de él, y es la saliva la encargada de volverlos a su lugar. Pero esto puede suceder mientras los minerales permanezcan en la boca, si cepillamos los dientes apenas terminamos de comer, los minerales se perderán para siempre.

Medicamentos

También debemos tener en cuenta que muchas enfermedades nos obligan a tomar remedios que tienen un alto contenido ácido, mucho más que las comidas y las bebidas, y esto afecta muchísimo a nuestros dientes. Además el reflujo gastroesofágico tiene un ácido que provoca la erosión de los dientes.

Si notas que en tus dientes empieza a presentarse una mancha opaca, que es la que se forma cuando el esmalte del diente se daña, debemos recurrir al dentista para comenzar con un tratamiento que proteja nuestras piezas dentales. Antes de que esto empeore, la capa se decolore y se pierda por completo haciendo que el diente sea más sensible al frió o calor. O lo peor, debilitándolo hasta que se pierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *