Los abscesos dentales o flemones

Por admin / hace 2 meses / 22 Comentarios ».

Los abscesos dentales o flemones pueden ser dolorosísimos para quien los sufre. Queremos explicarte un poco mejor cómo acabar con ellos.

La caries traen muchos problemas bucales, el exceso de azúcar es el culpable de la aparición de éstas. Es muy importante que tengas ciertos cuidados para prevenirlas, y en caso de que ya hayan aparecido en tus piezas dentales debes acudir a un profesional para que las traten. Nunca pases por alto un dolor de muela o dientes si éste ya se encuentra picado, ya que si las caries avanzan sin ser tratadas se generará una infección y un absceso dental. Las lesiones debidas a algún tipo de traumatismo en el diente también pueden llegar a causar uno.

El absceso dental también llamado flemón es una acumulación de pus debido a que la raíz del diente posee una infección bacteriana. Esta infección se produce cuando se generan aberturas en el esmalte que cubre la pieza dental y a través de estas se crea un camino libre donde permite que las bacterias se dirijan directamente hacia la pulpa del mismo. Estas bacterias causan una infección que puede extenderse desde la raíz del diente hasta los huesos por los que son sostenidos.

¿Qué síntomas indican que puedo sufrir un flemón?

Los síntomas del absceso dental son:

  • Molestias y dolor intenso: El dolor puede ser continuo o por ratos, suele incomodar y dificultar la masticación.
  • Sensibilidad dental: Beber o comer algún alimento demasiado frió o caliente se genera un terrible dolor.
  • Pus verdoso.
  • Sabor desagradable y mal aliento: Debido al pus y a las bacterias de la infección se produce un sabor repugnante y el mal aliento.
  • Inflamación.
  • Enrojecimiento.
  • Ganglios: El organismo crea defensas contra la infección y aparecen los ganglios ubicados detrás de la oreja o un poco más abajo, en la zona del cuello.
  • Fiebre.

Si la infección es muy grande puede sentir síntomas más graves:

  • Dificultad o imposibilidad de abrir la boca.
  • Inflamación en el rostro y el cuello.
  • Inflamación de la lengua.
  • Dificultad o imposibilidad de tragar.
  • Dificultad para respirar.

¿Qué debo hacer si tengo un flemón o absceso dental?

Ante la aparición de un absceso debe acudir a un especialista urgente, para que recete antibióticos para disminuir la infección y la inflamación.

Los buches con agua tibia y sal son muy efectivos para calmar el dolor, también es importante que realice buches con agua tibia y bicarbonato ya que este eliminará las bacterias y desinfectará la zona. Tomar infusiones de manzanilla ayudará a desinflamar la zona muy rápidamente. Cuando la prepare coloque más manzanilla que agua.

Colocar un pedazo de cebolla o hacer gárgaras con una infusión de ésta ayudará a curar el flemón ya que la cebolla posee propiedades bactericidas. O podría remplazar la cebolla por un diente de ajo, este además de ser bactericida posee propiedades desinflamatorias y antibióticas.

Los paños de agua caliente sobre el rostro del lado donde tienen el flemón, lo ayudará a que éste madure más rápido.

Los odontólogos recomiendan que no coloque aspirinas sobre el diente o las encías porque lo único que logrará es irritar el tejido y hasta puede causar úlceras bucales.

Puede ocurrir que las paredes del flemón se rompan naturalmente y el pus comience a salir, generalmente cuando esto ocurre el dolor desaparece.

Si no sucedió naturalmente lo primero que hará el odontólogo es drenar el pus. Realizará una incisión horizontal con un bisturí, luego tratará la pulpa infectada y colocará una pasta. Por último colocará en el diente una corona, para evitar fracturas ya que este seguramente quede muy frágil.

Para evitar que se forme un absceso se debe mantener una buena higiene bucal y utilizar hilo y enjuague bucal. Cuando tenga caries debe consultar con el odontólogo para que las trate y no permita que las bacterias produzcan una infección y un flemón.

Consulta a un especialista

Como siempre repetimos, siempre tienes que tomar la opinión de un profesional del mundo de la odontología. Está bien que busques por internet información, pero quien realmente puede diagnosticarte es una persona que ha estudiado para ello.

Te animamos a que pidas una cita con tu dentista, pues los abscesos y los flemones tienen fácil solución, pero pueden llegar a ser muy dolorosos!

22 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *