Tratamiento y causas de la periodontitis

Por admin / hace 1 año / 1 Comentario ».

Si tus encías te duelen y a la vez sangran, deberías ir ya a tu odontólogo para saber cuál es la causa. Sigue leyendo si quieres saber más.

Es muy común que las personas tengan las encías enfermas debido a la mala higiene y a la placa bacteriana que no es eliminada. Primero se comienza con la gingivitis, ésta inflama las encías, produce hemorragias y las vuelve sensibles y dolorosas al tacto. Muchas personas no le dan importancia a esta enfermedad, esta necesita tratamientos y medicamentos recetados por el odontólogo.

Es una enfermedad que destruye totalmente la estética bucal, el sangrado continúo y las encías inflamadas no dejan lucir una sonrisa perfecta y sana. Si la gingivitis no es tratada avanza y pasa la segunda etapa que se llama periodontitis.

Esta enfermedad es muy temida por todas las personas ya que consiste en una infección en las encías que puede llegar afectar los tejidos blandos y los huesos que sostienen los dientes. Hasta puede llegar a producir daños permanentes en las encías y en las piezas dentales.

Causas de la aparición de la periodontitis

Además de la falta de higiene, la periodontitis tiene otras causas como pueden ser:

Cambios hormonales

Generalmente esto sucede en las mujeres embarazadas, cuando llega la etapa de la menopausia o en las niñas cuando están por ingresar a la etapa adolescente.

Genética

Así como algunas partes del cuerpo depende de la genética, algunas funciones del organismo o enfermedades también depende de ella. Algunas personas son más propensas a padecer enfermedades en las encías que otras.

El consumo de tabaco

Las sustancias toxicas que posee el humo irrita las encías y se acumulan en la placa bacteriana y luego se desarrolla la inflamación en las encías. Si se sigue consumiendo el tabaco teniendo gingivitis agravara aun más la situación y avanzará a la enfermedad periodontal.

Diabetes

Estas personas son más propensas a sufrir infecciones en las encías.

Síntomas y tratamiento de la periodontitis

La periodontitis (también conocida como piorrea) tiene varios síntomas de los cuales las personas no suelen percatarse hasta que la periodontitis se encuentra muy avanzada. Estos síntomas suelen confundirlos con los de la gingivitis y piensan que todavía no es demasiado grave la situación.

La inflamación, el color rojo brillante, el dolor y el sangrado frecuentemente en las encías es muy común, pero de un modo mucho más intenso que en la gingivitis.

También se produce el mal aliento crónico (halitosis) que se vuelve muy difícil de combatirlo. Además aparece un gusto muy desagradable en la boca, debido al pus y a las bacterias de la infección.

La diferencia y la complicación que tiene la periodontitis es que hace que las encías se alejen de las piezas dentales y en esa separación se crean bolsas y quistes que se encuentran infectadas y llenas de pus. Las bacterias deterioran las encías, los tejidos y los huesos que sostienen los dientes, finalmente las piezas dentales se aflojan y provocan terrible dolor y molestias cuando se muerde algún alimento, además de sensibilizarlo ante el frió o el calor.

En el peor de los casos se produce la pérdida de uno o más dientes. Esto le hará lucir una dentadura incompleta (aunque existen varios remedios para este caso, como utilizar una dentadura postiza).

Aunque esos tratamientos nos permitan recuperar la estética dental, es mucho mejor lucir dientes naturales, por eso es importante mantener una buena higiene bucal para eliminar todas las bacterias y residuos que generan la gingivitis, y luego la periodontitis.

El tratamiento de estas consiste en primer lugar en terminar con la infección. El especialista recetará medicamentos adecuados para controlarla. Después de acabar con la infección deberá realizar una limpieza profunda en la dentadura para remover y quitar el sarro que se encuentra adherido a las piezas dentales y las encías.

En el caso de que la enfermedad este muy avanzada el odontólogo deberá realizar una cirugía para retirar el exceso de encía y bolsas y darle la forma correcta a éstas.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *